Epistemología, Ciencia y Arte (2023)

Epistemología, Ciencia y Arte

MiguelMartínez Miguélez

RESUMEN

La vidahumana actual se ha ido volviendo cada vez más compleja, ya sea en el ámbitopersonal y familiar, como en la vertiente colectiva: social, institucional,laboral y empresarial. De aquí, que los investigadores que han queridoestudiarla y comprenderla a fondo han tenido que ir ideando y construyendométodos y técnicas capaces de descifrar esa intrincada complejidad. Estasestrategias e instrumentos de investigación se fundamentan en un concepto delconocimiento y de la ciencia que exige un cambio epistemológico, pues siguenprocesos mentales muy novedosos de la dotación humana que la Neurocienciaactual considera muy alejados de las ideas clásicas respectivas, y los ubica alo largo de una amplia gama que involucra la ciencia y el arte.

Palabras Clave: Epistemología, Metodología Cualitativa,Conocimiento, Ciencia, Paradigma, Arte.

ABSTRACT

Current human life isnowadays more and more complex than ever, either in the personal and family milieu,as in the collective one: social, institutional, labor and managerial.Therefore, the researchers that wanted to study it and to understand it deeplyhave had to imagine and build methods and techniques capable of descipheringthat intricate complexity. These strategies and investigation instruments arebased in a concept of knowledge and science that demands an epistemologicalchange, because they follow very novel mental processes of the human endowmentthat the current Neuroscience considers very far from the respective classicideas, and it locates them along a wide range that involves science and art.

Key words: Epistemology, QualitativeMethodology, Knowledge, Science, Paradigm, Art.

1.Panorama Actual de la Ciencia

Descartes nos dice, al principiode su Discurso del Método (1983, orig. 1637), que “la razón es pornaturaleza igual en todos los hombres” (p. 28), y también se plantea lapregunta de cómo o por qué la misma razón produce la “diversidad de nuestrasopiniones”. La respuesta la ubica en el método: “no viene de que unos seamosmás razonables que otros, sino del hecho que conducimos nuestros pensamientospor diversas vías y no consideramos las mismas cosas” (ibídem).

La toma de conciencia de estas diversasvías por las cuales conducimos nuestros pensamientos y el tratar deconsiderar, en un momento determinado, las mismas cosas es el objeto deeste artículo.

El gran físicoErwin Schrödinger, Premio Nobel por su descu­brimiento de la ecua­ciónfundamental de la mecánica cuántica (base de la física moderna), considera quela ciencia actual nos ha conducido por un callejón sin salida y que la actitudcientífica ha de ser recons­truida, que la ciencia ha de reha­cerse de nuevo(1967)

El modelo deciencia que se originó después del Rena­cimiento sirvió de base para el avancecientífico y tecno­lógi­co de los siglos posteriores. Sin embar­go, laexplosión de los conocimientos, de las disciplinas, de las especiali­dades y delos enfoques que se ha dado en el siglo xx y la reflexión epistemológicaencuentran ese modelo tradicional de ciencia no sólo insuficiente, sino, sobretodo, inhibi­dor de lo que podría ser un verdadero progreso, tanto particularcomo integrado, de las diferentes áreas del saber.

El período histórico que nos hatocado vi­vir, sobre todo en la se­gunda mitad del siglo xx, podría ser calificado con muy va­riadostérmi­nos, todos, quizá, con gran do­sis de ver­dad. Me permito de­sig­narlocon uno: el de incer­tidum­bre, incer­ti­dum­bre en las cosas funda­menta­lesque afec­tan al ser huma­no. No solamente estamos ante una crisis de los fun­da­mentosdel conocimien­to científico, sino también del filo­sófi­co y, en general, anteuna crisis de los fun­damentos del pensa­mien­to. Y esto, precisa y para­dójica­mente,en un momento en que la ex­plosión y el volumen de los conocimientos pare­cieranno tener lími­tes.

El escritor y presidente de laRepública Checa, Vaclav Havel, habla del “doloroso parto de una nueva era”. Ydice que hay razones para creer que la edad moderna ha terminado y que muchossignos indican que en verdad estamos atravesando un período de transición en elcual algo se está yendo y otra cosa está naciendo mediante un dolorosoparto. Nos podemos preguntar qué es ese algo que se está yendo y qué esesa otra cosa que está naciendo.

“Estamos llegando al final de laciencia convencional”, señala el Premio Nobel Ilya Prigogine (1994); es decir,de la ciencia determinista, lineal y homogénea, y presenciamos el surgimientode una conciencia de la discontinuidad, de la no linealidad, de la diferencia yde la necesidad del diálogo (p. 40).

El cuestionamiento está dirigido,especialmente, hacia el “logos científico tradicional”, es decir, hacia loscriterios que rigen la “cientificidad” de un proceso lógico y los soportes desu racionalidad, que marcan los límites inclusivos y exclusivos del sabercientífico. Así, Heisenberg, uno de los creadores de la teoría cuántica, diceal respecto: “es precisamente lo limitado y estrecho de este ideal decientificidad de un mundo objetivo, en el cual todo debe desenvolverse en eltiempo y en el espacio según la ley de la causalidad, lo que está en entredicho”(1990, p. 121).

Por lo tanto, esta situación noes algo superficial, ni sólo coyuntural; el problema es mucho más profundo y serio:su raíz llega hasta las estructuras lógicas de nuestra mente, hasta losprocesos que sigue nuestra razón en el modo de conceptualizar y dar sentidoa las realidades; por ello, este problema desafía nuestro modo deentender, reta nuestra lógica, reclama un alerta, pide mayor sensibilidadintelectual, exige una actitud crítica constante, y todo ello bajo la amenazade dejar sin rumbo y sin sentido nuestros conocimientos considerados como losmás seguros por ser “científicos”.

En efecto, la reflexión sobre elproceso de crear conocimiento, de hacer ciencia, deberá examinar críticamentehasta qué punto se justifican los presupuestos aceptados o si, en su lugar, nose pudieran aceptar otros distintos que nos llevarían por derroteros diferentesy que, quizá, terminarían en conclusiones también diferentes; esta reflexión deberádeterminar qué nivel de pureza y objetividad de la observa­ción científica, delos datos y de los hechos, es posible; hasta qué punto éstos están determinadospor las teorías profesadas y cómo interactúan los datos y la teoría; deberáevaluar las implicaciones de la falta de evidencia en las relacionescausales, de la injustificabilidad de la infe­rencia inductiva, dela imposibilidad de la “verificación empírica” y de la ilegitimidad deciertas “definiciones” operacionales; deberá examinar la importancia del contextode descubrimiento y del proceso creador, los límites de la racionalidad de lasexplicaciones estadísticas o probabili­tarias, el nivel de adecuación yhomología de los modelos que se basan en analogías y, a veces, sólo enmetáforas, el uso acrítico de términos como “ley”, “control”, “medida”,“variable”, “verdad”, “objetividad”, “datos”, etc. en contextos muydiferentes, y, en una palabra, deberá precisar la justificación lógica del “sis­temade reglas” del juego científico escogido.

Este examen crítico podrá poneren evidencia muchos vicios de lógica que se han ido convirtiendo enhábito en amplios sectores de la vida académica y, sobre todo, de­nunciar lafalta de racionalidad en que se ha caído en muchos otros al evaluar el nivel decerteza de las con­clusiones de una investigación por el simple correcto uso delas reglas metodológicas preestablecidas, sin entrar a examinar la lógica, elsignificado y las implicaciones de esas mismas conclusiones.

Muy bien pudiera resultar, deestos análisis, una gran in­coherencia lógica e intelectual, una graninconsistencia de nuestros conocimientos consi­derados como los más sólidos, yque muchos aspectos de nuestra ciencia pudieran tener una vi­gencia cuyos díasestén conta­dos. Hoy día, llama nuestra atención el hecho de que, según laprimera edición de la Enciclopedia Británica, el flogisto era “un hechodemostrado”; y, según la tercera edición, “el flogisto no existe”. Igualmente,que, en 1903, el químico Svante Arrhenius obtuviera el Premio Nobel por suteoría electrolítica de la disociación, y que el mismo Premio le fueraconcedido, en 1936, a Peter Debye, por defender prácticamente lo contrario.Asimismo, es desconcertante que, hace poco más de dos siglos, un gran astrónomodemostrara, con la mejor ciencia del momento, que Dios había creado el mundoexactamente hacía 4232 años, el 15 de Septiembre, a las 9 de la mañana, cuandohoy sabemos que los dinosaurios se extinguieron hace unos 70 millones de años,después de haber vivido sobre la tierra más o menos otros 70 millones de años,y las cucarachas –para consuelo de muchas cocineras– sabemos que existen desdehace unos 300 millones de años. Ésa es la historia de nuestra “ciencia”.

(Video) La relación de la epistemología en la ciencia

En la actividad académica se havuelto imperioso desnudar las contradicciones, las aporías, las antinomias, lasparadojas, las parcialidades y las insuficiencias del paradigma que hadominado, desde el Renacimien­to, el conocimiento científico. Desde mediadosdel siglo xx enadelante, se han replanteado en forma crítica las bases epistemológicas de losmétodos y de la misma ciencia, y se sostiene que, sin una base epistemológicaque le dé sentido, no pueden existir conocimientos en disciplina alguna.

El problema radical que nos ocupaaquí reside en el hecho de que nuestro aparato conceptual clásico –que creemosriguroso, por su objetividad, determinismo, lógica formal y verificación–resulta corto, insuficiente e inadecuado para simbolizar o modelar realidadesque se nos han ido imponiendo, sobre todo a lo largo del siglo xx, ya sea en el mundo subatómico de lafísica, como en el de las ciencias de la vida y en las ciencias humanas. Pararepresentarlas adecuadamente necesitamos conceptos muy distintos a los actualesy mucho más interrelacionados, capaces de darnos explicaciones globales yunificadas.

Esta nueva sensibilidad se revelatambién, a su manera, en diferentes orientaciones del pensamiento actual, comola teoría crítica, la condición postmoderna, la postestructuralistay la desconstruccionista, o la tendencia a la desmetaforizacióndel discurso, a un uso mayor y más frecuente de la hermenéutica y de la dialéctica,e igualmente en varias orientaciones metodológicas, como las metodologíascualitativas, la etnometodología, el interaccionismo simbólico, la teoría delas representaciones sociales, etc., y vendría a significar el estado de lacultura después de las transfor­maciones que han afectado a las reglas deljuego de la cien­cia, de la literatura y de las artes que han imperado durantela llamada “modernidad”, es decir, durante los tres últimos siglos.

Los autores de estos movimientos difieren en muchos aspectos,pero tienen también muchas cosas en común, como su ruptura con la jerarquía delos conoci­mientos y de los valores tradicionales, su bajo aprecio por lo quecontribuye a la formación de un sentido universal, su desvalorización de lo queconstituye un modelo, y su valoración, en cambio, del racionalismo crítico, delas diferentes lógicas, de la “verdad local”, de lo fragmentario, y su énfasisen la subjeti­vidad y en la experiencia estética.

Para muchos científicos, como porejemplo Einstein, la ciencia no busca tanto el orden y la igualdad entre lascosas cuanto unos aspectos todavía más generales del mundo en su conjunto,tales como “la simetría”, “la armonía”, “la belleza”, y “la elegancia”, aun aexpensas, aparentemente, de su adecuación empírica. Así es como él vio lateoría general de la relatividad. También para la mente griega la belleza tuvosiempre una significación enteramente objetiva. La belleza era verdad,constituía un carácter fundamental de la realidad. De ahí nació el famoso lema,tan significativo y usado a lo largo de la historia del pensamiento filosófico:“lo verdadero, lo bueno y lo bello convergen”.

En la misma ciencia más pura, lagenialidad de Einstein ha sido ubicada, no en su inteligencia, consideradabastante normal, sino en una imaginación desbordada y muy fuera de lo común. Deaquí, que él repitiera frecuentemente que “la ciencia consiste en crearteorías”, es decir, modelos imaginados, estructuras teóricas, analogías,alegorías, símiles y comparaciones para representar los significados posiblesde las realidades que nos circundan. Todo esto liga mucho la ciencia, como élla entendía, con el arte. CuandoEinstein, refi­riéndose a la teoría cuántica, dice que “tal teoría no le gusta”,que “no le gustan sus elementos”, que “no le gustan susimplicacio­nes”, etc., su asistente personal de inves­tigación lo interpretaaclarando que “su enfoque (el de Einstein) tiene algo en común con el de unartista; que ese enfoque busca la simplicidad y la belleza (...); que sumétodo, aunque está basado en un profundo conocimiento de la física, es esencialmenteestético e intuitivo (...); que, excepto por el hecho de ser elmás grande los físicos desde Newton, uno podría casi decir que él no era tantoun científico cuanto un artista de la ciencia” (Clark, 1972, pp.648-650; cursivas añadidas).

El estudio de la relación “Ciencia y Arte” es, por símismo, bastante amplio; por ello, en este artículo, se hace alusión únicamentea dos áreas importantes del mismo: la fundamentación epistemológica de esarelación y su aplicación real o posible en las Metodologías Cualitativas.Igualmente, el concepto de “Arte” se asume, de manera particular, en una de susacepciones, la funcióncognitiva,es decir, como medio para la adquisición de conocimientos y de verdad.

El científicoestá convencido de que lo que demuestra “científicamente” constituye la verdadmás firme y sólida. El filósofo piensa lo mismo cuando su razonamientoes lógico e inobjetable “filosóficamente”. Y el artista cree firmementeque con su obra de arte ha captado la esencia de la complejarealidad que vive.

Bertrand Russell, considerado unode los pensadores más lúcidos del siglo xx y, quizá, de toda la historia de lahumanidad, dice que “la ciencia, como persecución de la verdad, seráigual, pero no superior, al arte” (1975, p. 8). Y Goethe señala que elarte es la manifestación de las leyes secretas de la naturaleza.

El problema principal queenfrenta actualmente la investigación en las ciencias sociales, y en general enlas ciencias humanas, y su metodología, tiene un fondo esencialmente epistemológico,pues gira en torno al concepto de “conocimiento” y de “ciencia” y la respetabilidadcientífica de sus productos: el conocimiento de la verdad y de las leyes de lanaturaleza. De aquí, la aparición, sobre todo en la segunda parte del siglo xx, de las corrientes postmodernistas, laspostestructuralistas, el constructivismo, el desconstruccionismo, la teoríacrítica, el análisis del discurso, la desmetaforización del discurso y, engeneral, los planteamientos que formula la teoría del conocimiento.

Nuestro objetivo fundamental aquí es clarificar e ilustrarque el problema reside en el concepto restrictivo de “cientificidad”adoptado, especialmente en las ciencias humanas, que mutila la legitimidad yderecho a existir de una gran riqueza de la dotación más típicamente humana,como los procesos que se asientan en el uso de la libertad y de la creatividad.Esta gran riqueza de dotación exige en el investigador, por un lado, una gran sensibilidaden cuanto al uso de métodos, técnicas, estrategias y procedimientos para podercaptarla, y, por el otro, un gran rigor, sistematicidad y criticidad,como criterios básicos de la cientificidad requerida por los nivelesacadémicos.

La unión de estos dos procesosinvestigativos ha exigido el desplazamiento de su ubicación, en el continuo Ciencia↔ Arte, desde la posición de una rigidez inadecuada para las cienciashumanas, hacia una más cercana al Arte; ha exigido un nuevo espacio bajoel concepto de “Ciencia y Arte”. En efecto, “la preocupación dela ciencia es la de homogeneizar a través de nociones generales: pero lahomogeneización se ejerce sobre cantidades, no sobre cualidades, que, pordefinición, es lo que escapa a toda homogeneización (...); el Arte no esabsoluto, sino una forma de actividad que entra en relación dialécticacon otras actividades, otros intereses, otros valores” (Eco, 1990, pp.91, 284). “Puede observarse cómo el Arte se alimenta de toda la civilización desu época, reflejada en la inimitable reacción personal del artista,y en ella pueden estar actualmente presentes los modos de pensar, vivir ysentir de toda una época, los ideales y las tradiciones, las esperanzas y lasluchas de una etapa histórica” (Pareyson, 1992, p. 82).

Este espacio lo han ido tratandode ocupar, a lo largo de la segunda parte del siglo xx, las metodologías cualitativas(cada una en su propio campo y a su manera), que, especialmente en estelapso, se han ido caracterizando por su esfuerzo en poseer estas dos cualidadesindispensables: ser sensibles a la complejidad de la vida humana actual,por un lado, y, al mismo tiempo, por el otro, aplicar procesos rigurosos,sistemáticos y críticos para lograr conocimientos defendiblesepistemológica y metodológicamente ante la comunidad científica internacional.

Así, se vuelve imperativoalcanzar estas dos metas, tanto en lo que respecta a su ilustraciónepistemológica, como en lo relacionado con su concreción y aplicación enlas principales metodologías cualitativas actualmente en uso.

En general, podríamos decir quela mente del artista procesa, en forma sintética, integral y básicamenteinconsciente, la información que recibe de una realidad exterior determinada yde su interior, y es impulsada a expresar directamente su esencia a través dellenguaje propio de la obra artística. La mente del científico, encambio, recorre el mismo camino, pero lo hace más lentamente, como sumando yrelacionando elementos simples de información hasta llegar a la meta, es decir,a la captación y expresión de la estructura esencial de esa realidad. Por eso,el científico puede demostrar la legitimidad de los pasos que da, cosa que nopuede hacer el artista. De esta manera, las diferentes pretensiones de verdadhan constituido siempre el centro de las discusiones filosóficas a lo largo detoda la historia de la humanidad. Son miles los pensadores que han escritosobre este tema central de la reflexión humana, ya sea científica comoartística.

En el ámbito de la experienciatotal humana, existe una “experiencia de verdad” (Gadamer, 1984), unavivencia con certeza inmediata, como la experiencia de la filosofía, del arte yde la misma historia, que son formas de experiencia en las que se expresa unaverdad que no puede ser verificada con los medios de que dispone la metodologíacientífica tradicional. En efecto, esta metodología usa, sobre todo, lo queEccles (1980) llama el etiquetado verbal, propio del hemisferioizquierdo, mientras que la experiencia total requiere el uso de procesosgestálticos y estereognósicos, propios del hemisferio derecho.

Gadamer (1984) señala que en lostextos de los grandes pensadores, como Platón, Aristóteles, Leibniz, Kant oHegel, “se conoce una verdad que no se alcanzaría por otros caminos, aunqueesto contradiga al patrón de investigación y progreso con que la ciencia acostumbraa medirse” (ibíd. p. 521). Igual vivencia se experimentaría en la“experiencia del arte”, vivencia que no se puede pasar por alto, ya que “en laobra de arte se experimenta una verdad que no se logra con otros medios, y eslo que hace el significado filosófico del arte que se afirma frente a todorazonamiento” (ibíd.). Pero es nuestro deber, añade este autor,“intentar desarrollar un concepto de conocimiento y de verdad que responda alconjunto de nuestra experiencia hermenéutica” (ibíd.).

El mismo autor continúa aclarandocómo esta experiencia vivencial –que, “como vivencia, queda integrada en eltodo de la vida y, por lo tanto, el todo se hace también presente en ella”– esun auténtico conocimiento, es decir, mediación de verdad, no ciertamente comoconocimiento sensorial, conceptual y racional, de acuerdo a la ciencia y segúnel concepto de realidad que sustentan las ciencias de la naturaleza, sino comouna pretensión de verdad diferente de la ciencia, aunque seguramente nosubordinada ni inferior a ella. Por esto, cree que “la oposición entre lológico y lo estético se vuelve dudosa” (ibíd. pp. 107,139, 656).

(Video) Qué es la epistemología en 1 minuto

Según la Neurociencia actual,nuestro sistema cognoscitivo y el afectivo no son dos sistemas totalmenteseparados, sino que forman un solo sistema, la estructura cognitivo-emotiva;por ello, es muy comprensible que se unan lo lógico y lo estético para darnosuna vivencia total de la realidad experienciada. Esto, naturalmente, nodesmiente el hecho de que predomine una vez uno y otra el otro, comoconstatamos en la vida y comportamiento cotidiano de las personas.

La fundamentación y posiblesalida exitosa de este problema nos la señala el mismo Aristóteles en su obramáxima, la Metafísica, donde nos advierte que “el ser no se da nuncaa nadie en su totalidad, sino sólo según ciertos aspectos y categorías” (Metaf.,libro iv). En efecto, toda realidad, y más las realidades humanas, sonpoliédricas (tienen muchas caras) y sólo captamos, en un momento dado, algunasde ellas. El inculto tiene una captación muy pobre; la persona culta una muchomás diversificada. Y el gran artística, en su propio campo, es impactado,desafiado y movido por la gran variedad de aspectos que provienen ya sea de esapoliédrica realidad, como de su desbordada imaginación; de manera que pudieraconsiderarse que “el Arte es la avenida hacia el conocimiento más elevadode que dispone el ser humano, conocimiento imposible de alcanzar porcualesquiera otros medios” (Hospers, 1979, p. 51).

La vida personal, social einstitucional, en el mundo actual, se ha vuelto cada vez más compleja en todassus dimensiones. Esta realidad ha hecho más difíciles los procesosmetodológicos para conocerla en profundidad, conocimiento que necesitamos, sinalternativa posible, para lograr el progreso de la sociedad en que vivimos. Deaquí, ha ido naciendo, en los últimos 25 ó 30 años, una gran diversidad de métodos,estrategias, procedimientos, técnicas e instrumentos, sobre todo en lasCiencias Humanas, para abordar y enfrentar esta compleja realidad. Estosprocesos metodológicos se conocen hoy día con el nombre general de Metodologías Cualitativas, y han sido divulgados en un alto número depublicaciones, que van desde unos 400 libros hasta unas 3000 publicacionesparciales (capítulos de libros y artículos de revistas).

En general, la gran mayoría deestas obras están centradas en la utilidad práctica. Por ello, una limitaciónbastante generalizada de las mismas es precisamente la falta de sufundamentación epistemológica en la Filosofía de la Ciencia actual y suubicación metodológica entre la Ciencia rígida tradicional (rigidezinadecuada) y la riqueza de recursos y procedimientos que emplea el Arte.Más concretamente, una adecuada ubicación metodológica tratará de hacer vercómo pueden las metodologías cualitativas ser sensibles a la complejidadde las realidades de la vida moderna y, al mismo tiempo, ser dotadas deprocedimientos rigurosos, sistemáticos y críticos, es decir, poseer unaalta respetabilidad científica.

Bajo el punto de vista instrumental,existen hoy día más de 40 programas de computación para trabajar con “datos”cualitativos. Los más utilizados son el Atlas.ti, el Ethnography el Nud*ist; precisamente, el manejo del primero ha constituido elobjeto completo de estudio de varios de nuestros talleres a nivel de Doctorado.El Atlas.ti (de la Universidad de Berlín) es precisamente el másindicado para llevar a cabo la tarea básica que enfrentan muchasinvestigaciones cualitativas, que tratan de integrar, en una red estructuralcompleja, las realidades poliédricas que nos presentan los procesos psicológicos,los sociales, los antropológicos, los sociopolíticos y otros. Estas tareas sevuelven casi imposibles de abordar con los procesos normales y simples de la reflexiónhumana corriente; por eso, la ciencia tradicional ha reducido casi siempre sutrabajo a la relación de una o pocas variables: independientes y dependientes.En las realidades humanas cotidianas biopsicosociales entran normalmente enacción docenas de variables en una interacción recíproca. El Atlas.ti,con sus técnicas de categorización, estructuración y teorización, y con losoperadores booleanos, semánticos y de proximidad, nos permitirá ir muchomás allá de estas grandes limitaciones.

En conclusión, elinvestigador actual en las ciencias humanas deberá lograr un triple objetivofundamental: por un lado, tendrá que ser consciente de la problemáticaepistemológica que vivimos en la actualidad, clarificando los conceptos básicosque dan sentido al proceso de investigación y sustentan la legitimidad ydefendibilidad de los conocimientos adquiridos; por otro, deberá tomarconciencia de lo más rico del amplio contingente de información metodológicadisponible para su área de estudio; y, finalmente, realizar el trabajo en una formaque sea útil y práctica para lograr los fines que la investigación seplantea, ya sea la realización de un trabajo de grado, un trabajo de ascenso,una ponencia en un congreso o un artículo en una revista arbitrada; pero, todoesto exige seguir un procedimiento que sea riguroso, sistemático y crítico,es decir, que contenga las características propias que distinguen la “cientificidad”.

Bibliografía

Aiken, H. (1955). Theaesthetic relevance of the artist’s intentions. J. of Philosophy, 52,742-753.

Aristóteles, (1973). Obrascompletas. Madrid: Aguilar.

Assunto, R., (1961). La criticad’arte nel pensiero medievale. Milán: Marzorati.

AA. VV., (1959). Informationtheory and the arts. Symposium. Journal of Aesthetics, Junio.

AA.VV., (1960). Ilgiudizio estetico. Turin: Edic. de la “Rivista di Estetica”.

Bachelard, G., (1960).Thepoetics of reverie. Boston: Beacon.

---, (1986). La poética de la ensoñación. México: Fondo de CulturaEconómica.

Balakian, A., (1970).Surrealism:the road to the absolute. Nueva York: Dutton.

Benjamín, W., (1973). La obrade arte en la época de su reproductibilidad técnica. Barcelona: Taurus.

Clark, R., (1972). Einstein:the life and times. Nueva York: Avon Books.

Coomaraswamy, A.,(1956). TheTransformation of nature in art. Nueva York: Dover.

Descartes, R., (1983, orig. 1637). Discurso del método yReglas para la dirección de la mente. Barcelona: Orbis.

(Video) Epistemología (La Medicina como Ciencia y como Arte)

Ducasse, J., (1966). The philosophy or art. Nueva York: Dial.

Eccles, J.C. yPopper, K., (1985). El yo y su cerebro. Barcelona: Labor.

Eco, U., (1990). La definicióndel arte: lo que hoy llamamos arte, ¿ha sido y será siempre arte?Barcelona:Martínez Roca.

Gadamer, H. G., (1984).Verdad y método: fundamentos de una hermenéutica filosófica. Salamanca:Sígueme.

Gotshalk, D., (1954).Aesthetic expression. J. of Aesthetics Art Criticism, 13, 80-85.

Heidegger, M., (1960). El origende la obra de arte, en Sendas perdidas. Buenos Aires: Losada.

Heisenberg, W.,(1990). La partie et le tout, en Le monde de la physique atomique. París: Albin Michel.

Hofstadter, A. y KuhnsR. (eds.), (1964). Philosophies of art and beauty.

Horowitz, M., (1970).Image formation and cognition. Nueva York: Appleton.

Hospers, J., (1960).Implied thruths in literature. J. of Aesthetics Art Criticism, 19, 37-46.

---, (1979). Philosphyof art. En: Encyclopaedia Britannica, Edic..

Isenberg, A., (1944).Perception, meaning and the subject-matter of art. J. of Philosophy, 41,661-675.

Kosuth, J., (1993). Artafter philosophy and after. Collected Writngs, 1966-1990. Cambridge: MITPress.

Krebs, V., (1997). Locura ymemora del arte, en: Arte y locura: espacios de creación, FundaciónMuseo de Bellas Artes.

---, (1997). La labor olvidada delpensar: reflexiones en torno a la filosofía, el arte y la memoria. Rev. ARGOS(USB), N. 26-27, 7-30.

---, (1998). Del alma y elarte: reflexiones en torno a la cultura, la imagen y la memoria. Caracas:Fundación Museo de Bellas Artes.

Martínez, M., (1996). Comportamientohumano: nuevos métodos de inves­tiga­ción, 2ª edic., México: Trillas.

---, (1996). Cómo hacerun buen proyecto de tesis con metodología cualitativa. Heterotopía, 2, 63-73.

(Video) Epistemología de las Artes/Pensamiento Contemporáneo

---, (1997). Elparadigma emergente: hacia una nueva teoría de la racionalidad científica,2da edic. México: Trillas.

---, (1998). Lainvestigación cualitativa etnográfica en educación. 3ra edic. México:Trillas.

---, (1999). Lanueva ciencia: su desafío, lógica y método. México: Trillas.

---, (1999). Lapsicología humanista: un nuevo paradigma psicológico. México: Trillas.

---, (1999). Evaluacióncualitativa de programas. Caracas: Ediciones AVEPSO (UCV).

---, (2001).Uso del programa computacional Atlas.ti en la estructuración de “datos”cualitativos. Argos, 34, 139-156.

---, (en prensa). Arte yCiencia en la Metodología Cualitativa. México: Trillas.

Moles, A., (1958). Théorie del’information et perception esthétique. París: Flammarion.

Mühr, T., (2001). Manuales del Atlas.ti: Atlman.pdf(321 págs); Atlasti shortmanual.pdf (119 págs).

Ortega y Gasset, J., (1970). Ladeshumanización del arte y otros ensayos estéticos, 10ª edic., Madrid:Revista de Occidenten.

Pareyson, L., (1957). L’interpretazionedell’opera d’arte. Turín: Actas del III Congreso Internacional de Estética.

---, (1992). Estetica – Teoriadella formatività. Bolonia.

Prigogine, I., ¿Elfin de la ciencia?, en Fried Schnitman, D., (ed.), (1994): Nuevos paradigmas,cultura y subjetivida. Buenos Aires: Paidós.

Russell, B., (1975). La perspectivacientífica. Barcelona: Ariel.

Schrödinger, E.,(1967). What is the life? & Mind and mater, Cam­brid­ge Univ.Press.

Thomas, V., (1964). Creativiyin the Arts.

Wittgenstein, L.,(1973). Tractatus logico-philosophicus (versión bilingüealemán-castellano), Madrid: Alianza.

Wittgenstein, L., (1992). Leccionesy conversaciones sobre estética, psicología y creencia religiosa.Barcelona: Paidós.

(Video) Epistemología (Medicina) - Tema #1: La medicina como ciencia y como arte

FAQs

¿Qué es la epistemología en el arte? ›

La epistemología del arte, “es la valoración del arte como agente concreto y modificador de la realidad, factible de ser validado como campo genuino de conocimiento, como elemento que participa en la construcción socio cultural de la historia” (Carretero, 2004).

¿Cuál es la relación entre epistemología y ciencia? ›

La epistemología en general es una rama filosófica que estudia el conocimiento científico, en cuanto a los conceptos y métodos que usa, y las leyes que formula. La palabra proviene del griego “episteme” que significa conocimiento riguroso o sujeto a reflexión crítica, y de “logos” que es teoría.

¿Qué es el conocimiento la ciencia y la epistemología? ›

Grosso modo, la epistemología es el estudio del conocimiento científico, lo cual comprende el análisis de sus conceptos más importantes tales como validez, objetividad, verdad, fiabilidad, método, teoría, hipótesis, evidencia, ley, etcétera.

¿Qué ciencia estudia la epistemología? ›

La epistemología, del griego ἐπιστήμη ─epistḗmē («conocimiento justificado como verdad»)─ y λόγος ─lógos («estudio»)─, es la rama de la filosofía que estudia el conocimiento científico, su naturaleza, posibilidad, alcance y fundamentos.

¿Qué es la epistemología y un ejemplo? ›

La epistemología es la disciplina que estudia, desde un punto de vista filosófico, cómo se obtiene el conocimiento, su validez, naturaleza y origen.

¿Cómo se relaciona el conocimiento con el arte? ›

El conocimiento y el arte

Primero definimos lo que es el conocimiento artístico, el cual se conceptualiza como un tipo de conocimiento basado en la creatividad y la habilidad natural de cada individuo, el cual se profundiza con la experiencia, el estudio y la observación.

¿Por qué es importante la epistemología para las ciencias? ›

La epistemología es una ciencia que indaga lo científico, reflexionando la profundidad del conocimiento, su origen, su forma y como debería ser. Asimismo, es imprecisa porque sus principios dan la razón de reflexionar los pensamientos, conceptualizar su validez, los objetivos y el alcance que pueda obtener.

¿Cuál es la función de la epistemología? ›

La epistemología es una disciplina que estudia cómo se genera y se valida el conocimiento de las ciencias. Su función es analizar los preceptos que se emplean para justificar los datos científicos, considerando los factores sociales, psicológicos y hasta históricos que entran en juego.

¿Cuáles son los tipos de epistemología? ›

A partir del siglo XX se fundamentaron tres escuelas distintas de epistemología contemporánea vigentes aún hoy:
  • El neopositivismo lógico. ...
  • El racionalismo crítico. ...
  • El pospopperianismo.

¿Que se estudia la ciencia? ›

“…la ciencia es fundamentalmente un acopio de conocimiento, que utilizamos para comprender el mundo y modificarlo. Conviene pensar en la ciencia en estrecha vinculación con el método y con los resultados que se obtienen partir de él, sin necesidad de entrar por el momento en polémicas acerca de la naturaleza de éste.

¿Qué diferencia hay entre ciencia y epistemología? ›

Existe una pequeña diferencia. En la ciencia se toma un conjunto de datos y se intenta darle un significado creando una teoría, o narrativa. La epistemología es una rama filosófica que trata de decir si un argumento o una teoría vale o no.

¿Quién es el padre de la epistemología? ›

Jean William Fritz Piaget (Neuchâtel, 9 de agosto de 1896-Ginebra, 16 de septiembre de 1980), conocido como Jean Piaget, fue un psicólogo, epistemólogo y biólogo suizo, considerado el padre de la epistemología genética (relativa a la generación de nuevos conocimientos, fruto del desarrollo de estructuras y a partir del ...

¿Cuáles son los principios de la epistemología? ›

Es posible distinguir dos tipos de principios epistémicos: a) principios relativos a la racionalidad de un único sistema de creencias y. b) principios relativos a los cambios racionales de opinión.

¿Cómo surge la epistemología? ›

Origen e historia de la epistemología

Como mencionamos anteriormente, la epistemología surge en la antigua Grecia, de la mano de filósofos como, por ejemplo, Platón. La epistemología se originó a partir de la idea de que las creencias u opiniones no eran un verdadero conocimiento.

¿Cuándo surge la epistemología? ›

La Epistemología nace en un momento especial de la historia de la ciencia occidental, a comienzos del siglo XX y como efecto de la crisis de la ciencia positiva. La ciencia positiva es, a su turno, corolario de la revolución científica iniciada en los siglos XVI y XVII.

¿Qué es la epistemología y cuáles son sus características? ›

Características de la Epistemología:

Se da una relación entre el sujeto y el objeto de estudio. Se utiliza el método científico para elaborar un conocimiento objetivo y para estudiar el entorno. Se enfoca en la manera de cómo el individuo actúa para desarrollar sus estructuras de conocimiento.

¿Qué es lo que tienen en común el arte y la ciencia? ›

La ciencia y el arte son formas complementarias de explorar el mundo. Los artistas hacen diferentes tipos de descubrimientos sobre la naturaleza que los científicos.

¿Qué aporta el arte a la ciencia? ›

Al igual que la ciencia, el arte va más allá de lo que creemos que es la realidad: es una forma de pensamiento que despliega situaciones complejas, hace preguntas y plantea problemas. Igual que la tecnología, el arte transforma lo que hay a nuestro alrededor y lo vuelve otra cosa.

¿Como la ciencia ayuda al arte? ›

Las ciencias experimentales juegan un papel esencial en el análisis, tratamiento y conservación de las obras de arte. Estos procesos nos ofrecen, además, información valiosa sobre el contenido de la obra y las circunstancias en las que fue creada.

¿Dónde se puede aplicar la epistemología? ›

-La Epistemología es de gran utilidad en la práctica investigadora, tanto para la elección y análisis del problema de investigación, como para alcanzar la pertinencia teórica, metodológica y técnica, incidiendo especialmente en el tradicional dilema teórico-práctico.

¿Dónde trabaja la epistemología? ›

Por esta razón la epistemología es una disciplina que se acostumbra a aplicar en las ciencias a fin de establecer el grado de certeza del conocimiento científico en sus diferentes áreas. De esta manera, la epistemología también se puede considerar parte de la filosofía de la ciencia.

¿Cómo se aplica la epistemología en la vida cotidiana ejemplos? ›

Finalmente, la epistemología interviene en el diseño de políticas científico-técnicas. Por ejemplo, si el ministro del ramo cree que las computadoras pueden reemplazar a los cerebros, destinará más recursos a la compra de las primeras que al entrenamiento y mantenimiento de los segundos.

¿Cómo se divide la ciencia? ›

Las ramas de la ciencia, disciplinas científicas, o simplemente ciencias, se suelen dividir en tres grupos: ciencias formales, ciencias naturales, y ciencias humanas o ciencias sociales.

¿Cuántas ramas de la ciencia hay? ›

Química, física, medicina, matemáticas, geología, son todas disciplinas que forman parte de determinadas ramas de la ciencia. Existen multitud de clasificaciones de las ramas de la ciencia y la psicología puede considerarse como una disciplina de las ciencias sociales.

¿Qué es la ciencia y 3 ejemplos? ›

En general, se conoce por ciencia a todo conjunto de conocimientos ordenados sistemáticamente con el fin de describir realidades y de dar respuestas a diversos interrogantes. Por ejemplo: matemática, física, química, biología.

¿Cuáles son las etapas de la epistemología? ›

Se considerarán cuatro etapas en la historia de la epistemología: a) la epis- temología aristotélica (siglo iii a de C.); b) la revolución metodológica que dio Page 7 Evolución de las relaciones Paradigmas, jul.-dic., 2011, Vol. 3, No. 2, 109-126 | 115 origen a la ciencia moderna (siglo xvi-xvii); c) el afianzamiento ...

¿Cuántas corrientes epistemológicas hay? ›

A continuación, se desarrollan las principales corrientes epistemológicas: el empirismo lógico, el racionalismo, el constructivismo, la hermenéutica, el postmodernismo y el socio criticismo.

¿Cuáles son los enfoques de la epistemología? ›

Existen dos enfoques epistemológicos para abordar al método científico, el enfoque epistemológico tradicional (EET) el que se sustenta en las corrientes del Positivismo Lógico y el Empirismo, exponiendo que “es un método único y universal para producir conocimiento científico”.

¿Qué elementos caracterizan a la epistemología? ›

Existen 3 elementos importantes en todo conocimiento, que a su vez van a constituirse en los parámetros para la epistemología científica; estos son: el sujeto cognoscente, el objeto de estudio y la realidad.

¿Qué es la epistemología de la imagen? ›

Es un tipo de conocimiento que depende de aspectos implícitos de la situación o el tema respecto al cual ese conocimiento se considera un saber.

¿Qué es la epistemología visual? ›

En este camino, entre metateórico/metalingüístico y conciliador, la epistemología de la visualidad investiga cómo se visibiliza de cierta manera, en su doble vertiente de percepción visual y de construcción social, el mundo, cómo se construye la percepción y se convierte en algo así como realidad.

¿Qué es la epistemología y cuál es su importancia? ›

La epistemología es una ciencia que indaga lo científico, reflexionando la profundidad del conocimiento, su origen, su forma y como debería ser. Asimismo, es imprecisa porque sus principios dan la razón de reflexionar los pensamientos, conceptualizar su validez, los objetivos y el alcance que pueda obtener.

¿Cuáles son las características de la epistemología? ›

La epistemología es una rama de la filosofía que, principalmente, se centra en el estudio de la validez, el origen y la naturaleza del conocimiento. En el significado griego “ἐπιστήμη” (epistéme) significa conocimiento y “λόγος” (lógos) es ciencia o estudios.

¿Qué reflexiona la epistemología? ›

En síntesis, la epistemología es una reflexión que trata de establecer los criterios que demarcan las ciencias de las no ciencias. En el mismo sentido, Esther Díaz (2004) concibe a la epistemología como la teoría del conocimiento científico o reflexión sobre la ciencia.

¿Qué es la epistemología para Bourdieu? ›

Parafraseando a Durkheim, Bourdieu menciona que “saber lo que se hace cuando se hace ciencia -lo cual es una definición sencilla de la epistemología- supone que se sepa cómo se han hecho históricamente los problemas, las herramientas, los métodos y los conceptos que se utilizan” (Bourdieu 1990: 81).

¿Por qué es importante la epistemología para las ciencias y las personas? ›

¿Por qué es importante la epistemología para las ciencias y las personas? Es importante dado a que incentiva a las personas a investigar temas que inciden en el conocimiento y que aportaran a su vida tanto intelectual como personal.

¿Cuántas ramas tiene la epistemología? ›

RAMAS DE LA EPISTEMOLOGÍA

1. - La Lógica de la Ciencia, analiza la estructura lógica de las teorías científicas. 2. - La Semántica de la Ciencia, análisis y sistematización e interpretación delos conceptos científicos.

¿Que nos aporta la epistemología? ›

La epistemología es la doctrina del saber, parte importante de la teoría filosófica; es la rama de la filosofía que estudia la validez del conocimiento. El propósito de este ensayo es determinar la utilidad de la epistemología, que ayuda a resolver problemas científicos; reconstruir teorías científi...

Videos

1. Epistemología de la ciencia 1
(FacMinasSPI)
2. ¿Qué es la EPISTEMOLOGÍA? - Filosofía de la Ciencia
(La Marmota Filosófica)
3. Epistemología ¿Una ciencia empírica?
(Facultad de Letras y Ciencias Humanas PUCP)
4. Curso | La Historia y su Método - La historia ¿ciencia o arte? (capítulo 2)
(NEWMEDIA UFM)
5. Principios epistemológicos de la enseñanza moderna de las Bellas Artes
(Facultad de Artes - UN)
6. La estética y su relación con la epistemología
(Epistemología entre: la ciencia y la sociedad)
Top Articles
Latest Posts
Article information

Author: Kimberely Baumbach CPA

Last Updated: 01/15/2023

Views: 5895

Rating: 4 / 5 (61 voted)

Reviews: 92% of readers found this page helpful

Author information

Name: Kimberely Baumbach CPA

Birthday: 1996-01-14

Address: 8381 Boyce Course, Imeldachester, ND 74681

Phone: +3571286597580

Job: Product Banking Analyst

Hobby: Cosplaying, Inline skating, Amateur radio, Baton twirling, Mountaineering, Flying, Archery

Introduction: My name is Kimberely Baumbach CPA, I am a gorgeous, bright, charming, encouraging, zealous, lively, good person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.